Saltar al contenido

Galletas de la Felicidad | Más Ricas y Fáciles… Imposible

Galletas fácil de preparar

Las Galletas de la felicidad, este es el mejor nombre que le ha dado mi hija a esta receta. Bueeeno… ¿Sabías que la palabra galleta viene del francés galette? Pues sí. Ahora, aparte de preparar estas deliciosas galletas, también le vamos a poder colocar un nombre perfecto: Cookies de Bonheur.

Galletas de la Felicidad o Simplemente Bonheur


Después de tanto ejercicio, es necesario una recompensa. Para ello, por lo menos una vez cada quince días te puedes premiar con estas deliciosas galletas. Esta receta es sumamente fácil de preparar y la puedes acompañar con café o chocolate. Cada vez que están en el horno, la casa se llena de ese olor tan agradable que te despierta una sensación de tranquilidad, alegría y de que todo a tu alrededor está en calma. Y todo esto pasa, antes de por lo menos haber probado una de ellas.

Entonces, cuando salen del horno, miras a tu alrededor y todos tienen una sonrisa de oreja a oreja. Y cuando por fin, te llevas esta galleta a la boca, sencillamente, todos tus problemas desaparecen. Por lo tanto, te recomiendo, cuando prepares esta receta, tómate el tiempo necesario para disfrutarla con las personas que más quieras. Coloca una buena música, siéntense alrededor de la mesa y con un delicioso café, prepárense para disfrutar el momento.

1. Galletas de Mantequilla


Ingredientes:

  • 1 Taza de Harina de trigo todo uso
  • 2 cucharadas de Margarina
  • 1 cucharadita de Sal
  • 1 cucharadita de Bicarbonato
  • 2 Cucharaditas de Canela
  • 3 cucharadas de Azúcar
  • 1 Huevo
  • Ralladura de limón.

Preparación

  1. Mezclar la mantequilla, el azúcar, la canela, el bicarbonato, la ralladura de limón y la sal.
  2. Agregar el huevo a la mezcla y batir hasta que quede todo bien mezclado.
  3. Por último, vas a incorporar la harina poco a poco, mezclar hasta formar una masa.
  4. Tomar la masa con las manos y amasar ésta mientras se hace una bola.
  5. Entonces, la colocas en un plato pequeño y la llevas al refrigerador por unos 5 minutos.
  6. Mientras la masa está en la nevera, enciende el horno al máximo para precalentarlo.

Prepara una bandeja, aceitando ésta con los dedos para distribuir bien todo el aceite.

Ahora, busca la masa y con un cuchillo, corta la masa en ochos porciones. Para ello, divide la masa con el cuchillo 4 veces, es decir, hasta que obtengas 8 partes.

Toma cada porción y con las manos le das la forma de una bola y vas colocando cada una de ellas en la bandeja. Esto es importante, en la bandeja debes colocar cada bolita, con una separación de dos centímetros o más.

Finalmente, reduce la temperatura del horno a unos 200 °C.

Las vas a hornear durante unos 10 minutos.

Al sacarlas del horno, las dejas enfriar unos 5 o 10 minutos antes de servirlas.

2. Galletas de Arroz y Pimienta


Esta receta está diseñada para dos personas.

Ingredientes:

  • 4 Cucharadas de Harina de Arroz
  • 2 Cucharadas de Fécula de Maíz
  • 2 1/2 Cucharadas de Azúcar
  • 1 Cucharadita de Sal
  • 1/2 Cucharada de Vainilla
  • 1 Toque de Pimienta (menos de una cucharadita)
  • 1 Cucharada de Aceite
  • 1 Huevo

Preparación:

Como la preparación de esta receta es muy fácil y rápida de hacer, lo primero que tienes que hacer, es precalentar el horno. De esta manera, cuando esté lista la preparación de la galleta de arroz, no tienes que esperar.

En un recipiente colocar los ingredientes en este orden: un huevo, el azúcar, la sal, la vainilla, el aceite y la pimienta. Batir todo muy bien con un tenedor y luego colocar la fécula de maíz y mezclar todo.

Por último, coloca la Harina de Arroz y mezcla todo hasta que la masa se despegue del recipiente. En una bandeja para hornear pequeña, utiliza un poquitin de aceite y distribuye esta con los dedos (muy poco aceite).

Luego que ya tienes lista la bandeja. Toma la mezcla con las manos y amasala hasta que la masa esté compacta  y lisa (menos de un minuto). Coloca la masa sobre la bandeja y la aplastas hasta que tenga unos cuatro o cinco milímetros de espesor.  Con un cuchillo que tenga un buen filo, realiza unos cortes horizontales y verticales con una separación de por lo menos unos dos centímetros de separación.

Llevar al horno (precalentado) durante unos 10 minutos. Luego de transcurrido este tiempo, las sacas del horno, le das vuelta con una espátula y la metes en el horno por 5 minutos más. Por último, pon la galleta en una rejilla de enfriamiento o sobre dos palitos para que está se enfríe y pierda la humedad restante.