Saltar al contenido

5 beneficios mentales y físicos de viajar al extranjero  

Beneficios mentales y físicos de viajar al extranjero

Si eres de esas personas que le encanta recorrer el mundo, felicitaciones. Aunque no lo creas, tu mente y tu cuerpo se han transformado de una manera positiva. Son múltiples los beneficios que aportan a la salud física y mental, el realizar un viaje largo y motivador.

Ahora bien, resulta increíble como el simple hecho de salir de nuestra zona de comodidad, obliga al cerebro a tener que adaptarse, volverse más creativo y a encontrar alternativas rápidas para solucionar problemas. Por ello, todo esto al final, modifica y transforma al cerebro, volviéndolo más ágil y dinámico.

Entonces, te invito a descubrir en este artículo, como el viajar ofrece un cambio positivo y retador a tu vida.

Contenido:

  1. Viajar es la mejor manera para aprender un nuevo idioma
  2. El viajar cambia tu perspectiva y entendimiento sobre las demás personas
  3. En todo viaje el cambiar y modificar los planes con rapidez es la norma
  4. El Viajar te da salud de acero
  5. Viajar te vuelve mucho más creativo

1. Viajar es la mejor manera para aprender un nuevo idioma


Aprender, entender y dominar un idioma extranjero resulta ser todo un reto. Muchas personas practican con cursos en línea para perfeccionar esta habilidad. Pero, nada se compara con la experiencia de perfeccionar este nuevo idioma directamente en el país de origen.

Recuerdo un cuento divertido que alguna vez escuché por ahí. Cuenta la historia de una muchacha venezolana que la envían donde unos familiares, allá en los Estados Unidos para aprender inglés. Entonces, llega la chica a Miami, comienza a trabajar en el restaurant de su familia y pocos meses después, llama a su casa llorando y con un acento cubano, le dice al padre: “Óyeme Papá, el inglés no me entra y el español se me está olvidando”.

Puede que esta situación dé risa, sin embargo, nunca hay que desperdiciar la oportunidad al viajar, de interactuar, y practicar con personas que realmente hablen el idioma que quieras aprender.

Entonces, para dominar un nuevo idioma, hay que viajar y vivir la experiencia. Por ello, este proceso involucra el cometer errores con la gramática y pronunciar frases incoherentes. Estos errores que se cometen en tiempo real forman parte, lo quieras o no, del proceso de aprendizaje.

Así pues, esto puede ser vergonzoso, y es posible que nadie te entienda al principio. Pero aquí viene la mejor parte, el estar allí, te obliga a concentrar tu mente y a esforzarte más.

No te queda de otra. Necesitas comer, hacer preguntas, en fin comunicarte con los demás. Entonces, ocurre el milagro y a pesar de los primeros inconvenientes, comienzas a tener avances significativos con la pronunciación. Y en poco tiempo, comunicarte utilizando este nuevo idioma, deja de ser un dolor de cabeza, comienzas a disfrutarlo y sentirte más confiado.

Como entrenar a tu cerebro para dominar un nuevo idioma


Todo en la vida está compuesto de ciclos. Esto significa, que al viajar a un lugar donde no hablen tu idioma, vas a verte forzado a acelerar tu aprendizaje.

De esta manera, al avanzar, comienzas a dominar frases que se repiten a diario y a entender lo que dicen otras personas. Por lo tanto, ese bloqueo mental que tenías al principio, se derrumba y el aprendizaje de ese nuevo idioma se hace cada vez más fácil, agradable y divertido.

Así pues, todo este proceso de aprendizaje, es como llevar al cerebro al gimnasio para que se entrene y haga músculo. Esto a la larga, aumenta tu autoestima, te sientes más capaz y ante ti, comienzas a ver el mundo desde otra perspectiva. En pocas palabras, un mundo de oportunidades están allí y ahora las ves con claridad.

Por esta razón, para dominar un nuevo idioma, está bien comenzar desde casa, realizar cursos en línea o con maestros particulares. Pero, el verdadero progreso, aquello que marca la diferencia, es el poder experimentar todo este proceso estando en ese otro país. Al no tener opciones para comunicarte en tu idioma, el instinto de supervivencia se eleva, el aprendizaje se acelera y comienzas a notar el progreso.


2. El viajar cambia tu perspectiva y entendimiento sobre las demás personas

El viajar cambia tu perspectiva y entendimiento sobre las demás personas
Un viaje al extranjero te permite entender la realidad y cultura de ese país. Esto te permite cambiar tu perspectiva que tienes sobre el mundo.

El viajar a otro país, te pone en contacto directo con la realidad de ese nuevo entorno. Por supuesto, nuevo para ti, normal para las personas que allí viven.

Resulta maravilloso encontrar personas desconocidas, dispuestas a ayudarnos de una manera desinteresada. Esa magia nos contagia y nos hace ser más colaborativos con otros.

Por ello, al viajar te darás cuenta que a cualquier parte del planeta donde vayas, independientemente de las circunstancias, buenas o malas, siempre hay alguien dispuesto a ayudar, colaborar y hacer la diferencia.

De todo esto nos queda un increíble aprendizaje, y un entendimiento de lo importante de desarrollar la empatía.


3. En todo viaje el cambiar y modificar los planes con rapidez es la norma

En todo viaje el cambiar y modificar los planes con rapidez es la norma
“Tener el control”: eso no existe en el mundo real. En todo viaje el cambiar y modificar los planes con rapidez es la norma.

El placer de la aventura comienza cuando abandonas tu zona de comodidad. Esto implica tener que enfrentarse a cambios imprevistos. Por ello, el que viaja con frecuencia, desarrolla una habilidad extraordinaria para adaptarse al cambio.

Esta habilidad te permite adaptarte a las circunstancias de manera rápida. Además, esto implica pensar y tomar decisiones que pueden afectar tu viaje de manera positiva o colocando todo patas arriba.

El salir de nuestra zona de comodidad, implica pactar con las consecuencias que representa el viajar
El salir de nuestra zona de comodidad, implica pactar con las consecuencias que representa el viajar

Por esta razón, el salir de nuestra zona de comodidad, implica pactar con las consecuencias que representa el viajar. Aquí es donde una actitud positiva, mantener la calma y saber escuchar con atención, nos van a ayudar a tomar mejores decisiones.

Asimismo, enfrentarse a estos cambios y salir con rapidez de esos pequeños inconvenientes que se pueden presentar, nos hace más fuertes y nos proporcionan más experiencia.

Esto en definitiva tiene que ser así, ya que cada giro inesperado, te enfrenta con el presente, y por lo tanto, te obliga a tomar decisiones rápidamente.


4. El Viajar te da salud de acero

Viajar a otros países o viajar lejos de casa, te permite fortalecer tu sistema inmunológico, proteger tu corazón y alejarte del sedentarismo.
Viajar a otros países o viajar lejos de casa, te permite fortalecer tu sistema inmunológico, proteger tu corazón y alejarte del sedentarismo.

¿Quieres un cerebro más ágil y un corazón más fuerte? Viaja, viaja mucho, viaja a todas partes y no pares de descubrir nuevas fronteras. Se ha descubierto que las personas que hacen un alto en su rutina diaria y se toman largas vacaciones cada año, son personas mucho más sanas.

Por lo tanto, viajar a otros países o viajar lejos de casa, no solo te permite fortalecer tu sistema inmunológico, proteger tu corazón y alejarte del sedentarismo. También, te permite conectarte contigo mismo.

Este, saber estar, y vivir el momento presente, te proporciona una higiene metal, un estado de renovación y de placer.  Por supuesto, todo esto, vuelve más ágil, dinámico y flexible a tu cerebro y el cuerpo entra en un proceso de renovación constante.


5. Viajar te vuelve mucho más creativo

Viajar te vuelve mucho más creativo
Salir de tu zona de comodidad te permite ser más creativo, pero al viajar esta habilidad se multiplica por 1000.

Al salir de tu zona de comodidad tu cerebro se acelera, aumenta la atención a los detalles y se mantiene alerta. Por lo tanto, esto representa uno de los mejores ejercicios que hay para el cerebro.

Así pues, viajar y sobre todo viajar al extranjero es el mejor gimnasio que existe para poner en forma a tu mente.

De esta manera, al salir de la rutina, nuestro cerebro se estimula con nuevas experiencias. Lo cual, obliga a adaptarnos y enfrentar los desafíos desde otro escenario. Recuerda, estás lejos de casa, los amigos y familiares no están a la vuelta de la esquina. En otras palabras, tienes que resolver y tomar decisiones confiando solo en tus capacidades.

Esto, te permite desarrollar un cerebro más fuerte y poderoso. Por lo que, se convierte en un terreno fértil para el pensamiento creativo.

Por lo tanto, al viajar, la inspiración y la creatividad van a estar en su nivel más alto. Para ello, acostúmbrate siempre, a tener lápiz y papel a la mano, porque las ideas vienen y van.

Por esta razón, aprovecha estos instantes de inspiración. Uno nunca sabe, cuál de estas ideas puede ser la idea del millón de dólares.


Notas finales sobre los beneficios de viajar al extranjero

Viajar al extranjero: Muévete, actívate y explora este mundo
Viajar al extranjero: Muévete, actívate y explora este mundo

El viajar te permite, desde mejorar la salud, fortalecer la mente, hasta renovar tu ser. Los beneficios que tiene viajar y sobre todo viajar lejos, son insuperables.

Ahora bien, si aún estás leyendo estas líneas, es que tu espíritu aventurero te habla. Te dice: oye, explorador, toma un mapa, selecciona un destino y prepárate para experimentar tu próxima gran aventura.

Por otra parte, tu zona de comodidad puede ser un lugar agradable, seguro y estable, sin embargo, nada crece allí. Cuando te quedas dentro de esta zona por demasiado tiempo, sin darte cuenta, comienza un deterioro progresivo. En este lugar no existen retos, solo rutina, todo es agradable y estable. Pero, ten cuidado, porque pronto te vas a encontrar solo y deprimido.

Así pues, el tiempo pasa y a ese viaje que siempre has soñado le llegó su momento. El futuro no existe, el momento es ahora. Aprovecha todos los beneficios que el viajar te proporciona.

Finalmente, necesitamos del cambio para fortalecernos.  Muévete, actívate y explora este mundo. Recuerda que la aventura y los beneficios que vas a obtener al viajar, se encuentran al salir de tu zona de comodidad.

Y, solo me queda una sola cosa por decirte, ¡feliz viaje y disfrútalo!

Juan Martinez. TodoSobreTodo